FHCELLS

2 tecnologías y 2 infiltrados para el envejecimiento

SCROLL

PROTOCOLO FACIAL PREMIUM

Ideal para corregir los signos del envejecimiento.

¿CÓMO FUNCIONA?

Es nuestro protocolo facial PREMIUM para la corrección de signos de envejecimiento que hacen ver al rostro cansado, opaco, decaigo y sin vitalidad.

A través de 2 tecnologías y 3 infiltrados, logramos combatir el envejecimiento de la piel de adentro hacia fuera y de fuera hacia dentro.

INFILTRADOS

PEPTONAS FACIALES

Son biopeptidos compatibles con el cuerpo por ser proteínas en su unidad básica.

Se comporta como un nutriente y es un aporte celular por excelencia, que asiste en la restauración y protección de células en la piel al aplicarse en el rostro.

FIBROBLASTOS

Los fibroblastos son células encontradas en nuestra piel, responsables, junto con el ácido hialurónico, de la secreción de colágeno y elastina manteniendo la piel joven e hidratada.

CÉLULAS MADRE MESENQUIMALES

Son células madre adultas multipotentes que se pueden diferenciar a diversos tipos celulares manteniendo una alta capacidad de auto renovació

TECNOLOGÍAS

HIPRO

El tratamiento #HIPRO con tecnología HIFU (Lifting sin cirugías) se realiza con ultrasonido focalizado de alta densidad para lograr:

  • Perfilamiento de Rostro
  • Eliminación de papada
  • Efecto de bichectomia ultrasónica
  • Tensado de la piel
  • Definición de pómulos y mandíbula
  • Desvanecimiento de surco nasogeniano
  • Tensado de parpados y contorno de ojos.

LASER CO2 FRACCIONADO

Nuestro Láser CO2 fraccionado PENTAGON es un tipo de láser ablativo de ultrapulso que produce una lesión artificial en la dermis. Su función es:

  • Regenerar la piel al 100 %
  • Eliminar manchas
  • Eliminar cicatrices provocadas por acné
  • Cerrar poros
  • Tratar flacidez
  • Desvanecer líneas de expresión

 

En resumen: La aplicación de HIPRO + láser CO2 fraccionado + células madre mesenquimales + fibroblastos + peptonas faciales logran restaurar los signos de envejecimiento a nivel celular a través de una regeneración intradérmica.

Las sesiones se realizan en un término de 4 a 6 meses dependiendo la valoración de cada paciente.